28 jun. 2012

YA EMPEZAMOS Y VOS NO ESTÁS...QUE ESPERAS PARA PARTICIPAR?

PROPUESTA PARA JÓVENES AFRODESCENDIENTES 
NADIE MÁS QUE NOSOTR@S MISM@S PARA LIBERARNOS!

Apretá en la imagen para agrandarla y leer más claramente el texto

Apretá en la imagen para agrandarla y leer más claramente el texto


AL FINALIZAR EL PROCESO NOS CONTESTAREMOS 

Apretá en la imagen para agrandarla y leer más claramente el texto


TE ESPERAMOS!!!!

8 jun. 2012

Ciclo de Encuentros para Jóvenes Afrodescendientes


El descubrimiento de América puso en desconcierto a los primeros hombres que arribaron las costas de estas tierras en el S. XV;  impulsando así, una nueva era en la historia de la humanidad. Ello se debió en gran medida a que estos, tenían conformada una cosmovisión del  mundo en la cual no había lugar para “otros”.

Siguiendo la lógica de que todas las personas provenían de Adán y Eva, se plantearon diversas interrogantes como: ¿Cuál es la descendencia de los “indios”? ¿Cómo es que estos no están mencionados en la Biblia?     

Al dar respuestas a estas cuestiones es que se “comienza a desarrollar por primera vez la “Doctrina del Racismo” tal cual la entendemos hoy”, (Quince Duncan). A partir del concepto de raza, se estableció una jerarquía  universal a los grupos humanos, atribuyéndoles un valor intelectual, emocional y moral a dichas diferencias. En este orden se concibió a la raza blanca como la superior de la escala, quedando las demás subordinadas a esta. A su vez, es pertinente destacar que la doctrina racista fue elaborada por las grandes elites europeas (tanto católicas como intelectuales).

El desarrollo de las distintas teorías racistas no sólo justifico, sino que también impulso al brutal sistema esclavista en América, tanto de indígenas como de afrodescendientes, el cual es declarado como un crimen de lesa humanidad (debido a la crueldad extrema con la que opero y su larga duración). Es relevante destacar a su vez, que el sistema esclavista, produjo detrimento tanto físico, como moral y psíquico en sus víctimas. En tal sentido, se puede recordar al Sistema de Castas que sostenía que el “ascenso social” de las personas afrodescendientes se lograba por el blanqueamiento (para el cual era necesario el sucesivo mestizaje). Algunas de las consecuencias más notables de este sistema fue la generalización de la idea de “levantar el color” y el desprecio de algunas personas a su herencia cultural, a  su color de piel, a su propia identidad. 

Superada la etapa de dominación colonial en América y tras haber logrado la Independencia de las naciones; aún hoy muchas de las personas afrodescendientes siguen y seguimos siendo “esclavizados”, víctimas de un sistema de desigualdad, que nos coloca en los escalones más bajos de la sociedad (con menores oportunidades tanto en empleo, educación, vivienda, salud, etc.). 

Todavía hoy somos víctimas de racismo cuando nos llaman “negros”, no reconocen nuestras capacidades y nos exponen a situaciones de vulnerabilidad simplemente por nuestro aspecto físico.
Porque consideramos que el racismo aún persiste y es real, es que abrimos este espacio para poder debatir con otros jóvenes afrodescendientes y aprender más sobre nuestra historia, nuestras raíces…

“Emancipémonos de la esclavitud mental, nadie más que nosotr@s mism@s para liberarnos”. (Bob Marley).

“Nadie puede darte tu libertad, igualdad o justicia, si eres humano ¡tómalas!” (Mac O Making)